Simeone: ganar, ganar y... comunicar.

Hablar de Diego Simeone a nivel futbolístico ya lo hacen cientos de periodistas mil veces mejor que yo, prefiero dedicar el post a analizar algo de lo que no se habla tanto: su capacidad de comunicar.

Mi conclusión es simple: Simeone es un genio como entrenador y un maestro delante del micrófono. Es un comunicador coherente, creíble y emocional. Y lo más interesante, nada está improvisado, regala titulares en cada rueda de prensa. Es brillante.

Obama ganó unas elecciones con el famoso “Yes we can”. Martin Luther King movilizó a millones de ciudadanos con el histórico “I have a dream”. Salvando las distancias, Simeone ha creado y posicionado en la mente (y el corazón) de millones de atléticos un slogan genial:

“Nunca dejes de creer”

¿Cómo lo ha conseguido?, analizando su rueda de prensa minutos después de eliminar al Barcelona, “el mejor equipo del mundo”, en las semifinales de Champions el 13 de abril en el Calderón encontramos algunas claves en las respuestas del Cholo:

“Creemos mucho en los valores que tiene la vida y que los podemos volcar dentro del juego”.

“Nos hicimos fuertes, con la gente, con los jugadores, con el sistema, con el trabajo físico…”.

“Si se trabaja y se cree, se puede”

“Cada pelota que se jugaba era la última…”.

“Nosotros no tenemos nada fácil…”.

“Nosotros creemos mucho en los valores de la vida”.

Antes del partido le dijo a los jugadores: “Respondan a lo que tiene de la vida, al respeto, al no dejar de intentarlo, a la perseverancia, a en las dificultades levantarse, a insistir por más que el otro sea mejor que vos”.

“Valores, muchos valores, que tienen ustedes, como personas individualmente y como grupo, grandes valores. Transmitánlos al juego, el juego les va a pagar”.

Mensajes coherentes, creíbles y emocionales. Mensajes redundantes que potencian su idea fuerza: “Nunca dejes de creer”,  viralizado en redes sociales como #nuncadejesdecreer en miles de tweets por un ejército de creyentes en Twitter y Facebook.

Frases que reflejan en cada palabra la esencia de Simeone como jugador y ahora como entrenador. 

¿Qué jugador de fútbol no lo daría todo por un entrenador así?.

Lo que está haciendo Simeone en el Atlético de Madrid desde el banquilo y a nivel deportivo es absolutamente espectacular. No descubro nada nuevo. Lo que me parece igual de impresionante es su capacidad de comunicar y enamorar, no sólo a sus jugadores, sino a millones de aficionados al fútbol en el mundo.

Jorge Valdano lo resumió muy bien en una frase: “Simeone no sólo entrena a sus jugadores, entrena a todo el Vicente Calderón”. 

Ken Robinson, ¡genio!

En una de las charlas más vitales de TED, el único e irrepetible Ken Robinson nos explica los motivos por los que el sistema público de educación está obsoleto y deberíamos rediseñarlo por completo. 

A nivel comunicación, la charla de Ken Robinson resulta memorable por muchos motivos, pero vamos a destacar los siguientes: 

1) El call to action (CTA) de la charla es claro y concreto: cambiemos el sistema educativo, el actual está obsoleto. Ken Robinson no olvida que los CTAs deben repetirse durante la charla y lo menciona dos veces (ver cuadros rojos en la imagen del storyboard). 

2) La charla se construye mediante un guión con efecto "zig-zag" en el que los mensajes racionales y serios (cuadros grises) se combinan con anécdotas y bromas inteligentes (cuadros verdes) que aportan dinamismo a la charla. Una técnica brillante y bien preparada por el maestro Robinson. Nada está improvisado.

3) La única historia dramática, el caso de un falso caso síndrome de hiperactividad de una niña,  se introduce al final de la charla (cuadro azul), justo antes de recordar el CTA. Este recurso aporta más efectividad y dramatismo al cierre de la charla y a la necesidad de cambiar el sistema educativo para asegurar el futuro de nuestros hijos. Brillante. 

Ric Elias, emocional y efectivo.

Hay mil técnicas para hacer que tu charla o presentación conecte con la audiencia, vamos a analizar los trucos que Ric Elias emplea en su Ted Talk sobre las “Three things I learned while my plane crashed” en Abril de 2011.

Un inicio emocionante y directo: “Imagine a big explosion as you claim to 3.000 feet”, nada nos capta mejor la atención que el comienzo de una historia.

Entonación y uso de los silencios: al repetir la frase “brace for impact” del piloto en un momento dramático, Ric hace una pausa perfecta, aumentando la tensión del momento.

Uso del humor: hay varias bromas inteligentes y breves que ayudan a empatizar con el ponente y mantienen la atención en la charla. Aporta autenticidad y cercanía, perfecto.

Ejemplos cercanos: al explicar las tres cosas que aprendió sobre la vida y él mismo recurre a abrir botellas de vino, la relación con su mujer y el amor a sus hijos. Ejemplos cercanos y muy humanos, de nuevo genera empatía y conecta con la audiencia emocionalmente.

Call to action: explica claramente cuál es el objetivo de la charla, “I want to share three things I learned about myself”. No hay confusión, es claro y directo.

Regala titulares: “I no longer try to be right, I choose to be happy”, “I only wish I could see my kids grow up”, “The only thing that matter in my life is being a great dad”, de nuevo, graba mensajes en la memoria de largo alcance de la audiencia.

Lenguaje corporal: mantiene el contacto visual con la audiencia en todo momento. Su movimiento y uso de las manos es cercano y muy natural. Conecta con la audiencia por el fondo emocional del mensaje y por la forma en la que habla, es humano y auténtico.

Un cierre cierre para involucrar a la audiencia: “I challenge you guys…”, “How would you change your relationships…”, “Are you being the best parent that you can?”.

Tan sólo cinco minutos para transmitir un mensaje potente y emocional, brillante Ric Elias en fondo y forma. Como decía Steve Jobs, “less is more”. 

¿Tienes WIIFY?

No tiene nada que ver con la conexión "wifi" de Internet, es mucho más importante. 
Hablamos de los primeros 30 segundos de tu presentación. El tiempo que tienes para transmitirle a la audiencia el WIIFY (What´s In It For You), es decir: 

Qué beneficios vas a obtener si prestas atención a mi presentación.

No informes de los temas sobre los que vas a hablar, eso no motiva a nadie, se dormirán. 
Destaca, enumera y deja claros los beneficios tangibles y concretos que aportarás a la audiencia si te regalan un recurso cada vez más escaso: su atención. 

Y por favor, haz que tu WIIFY sea siempre interesante. 

Compites con cientos de iconos divertidos y luminosos en las pantallas de los smartphones de tu audiencia. No lo olvides. 

Información exclusiva, consejos, técnicas o conocimientos que harán su trabajo más fácil, datos clave para que tomen la decisión acertada, seguridad, ventajas competitivas, diferenciación, salud, dormir bien por la noche, salir antes del trabajo... Busca un beneficio (X) concreto, tangible e interesante y propón un intercambio a la audiencia: 

"Regalarme 10 minutos de vuestra atención, a cambio os regalo el beneficio X".

De nuevo, asegúrate que "X" es impactante, importante, original, atractivo, sexy, deslumbrante, diferente, exclusivo y/o curioso. 

Los seres humanos no prestamos atención a cosas aburridas. 

Recuerda, tienes que vender tu WIIFY en los primeros 30 segundos de tu presentación, pasado ese tiempo corres el riesgo de perderlos. Para siempre. 

Papás y Mamás

child_hero.jpg

Me llamo Edu y tengo 10 años, os escribo este post porque el otro día escuché publicidad de un cole en la radio en la que decían: “… diseña el futuro de tus hijos. Incorporamos el idioma chino y el iPad en clase”.

Escuché el mensaje, miré a mi hermano Mateo de 6 años y… ¡nos entró un ataque de risa!, cuando se nos pasó decidimos escribir este post, dedicado a los papás y mamás del mundo, con mucho cariño:

El futuro de los niños de 4, 8 o 12 años no lo diseñaremos en función del colegio al que acudamos. El futuro lo diseñaremos con iniciativa, aprendiendo a través de Internet, re-inventándonos y adaptándonos a un mercado cambiante, global e imprevisible.

Cada día importa menos qué estudias y dónde. Lo importante es saber auto-educarte en los temas que demanda un mercado laboral que cambia a diario. Los diplomas están muy bien, pero no garantizan nada.

Sacar las mejores notas de la clase es genial y debemos intentar conseguirlo pero, de nuevo, no garantiza nada. Lo importante en el futuro será emprender, innovar, gestionar la incertidumbre, aportar valor a diario, olvidar los supuestos “derechos adquiridos” del Siglo XX y tener capacidad de adaptación. No lo olvides.

Saber chino debe ser genial, pero lo que realmente tenemos que hacer es ser bilingües en inglés. Bilingües de verdad. Pensar, escribir, hacer una presentación y, si es posible, soñar en inglés.

Debemos ser capaces de pasar del español al inglés sin pensarlo, sin darnos cuenta. Y más que inglés, me refiero a business english. Saber chino será bueno, seguro, pero empecemos la casa por los cimientos.

Debemos ser capaces de vender una idea y persuadir a personas en inglés, con la misma o más seguridad que si estuviésemos hablando en español.

No se trata de usar un iPad en clase, se trata de entender lo que un mundo hiper-conectado, el acceso a la información en tiempo real, el entorno multimedia, las redes sociales y la revolución digital puede aportar para educarnos y hacernos pensar como tendremos que pensar en el futuro.

Un iPad o cualquier otro tablet mal usado, y lleno de tareas repetitivas y monótonas, puede ser igual de aburrido que un “Cuaderno Rubio”.

No se trata de memorizar los puntos, las fechas o los nombres, se trata de saber conectarlos.

Sabemos que nuestros padres buscan lo mejor para nuestro futuro. Sabemos que todos los padres buscáis lo mejor para vuestros hijos, por eso os escribimos este post.

No hagáis caso al marketing de los colegios. Juegan con el miedo, las emociones y las modas. Recordar los consejos que hemos escrito arriba, los hemos escrito con mucho cariño.

Edu y Mateo.

Elevator Pitch, ¿listo?

08:30 de la mañana, AVE Madrid - Barcelona. Llego a la cafetería del tren y escucho a un grupo de 4 personas hablando sobre marketing, ventas y una conocida marca de telefonía móvil.

Demasiado tentador.

No lo he dudado. Me he acercado a una de las personas del grupo, y con la mayor naturalidad del mundo he comenzado mi elevator pitch:

– “Hola, me ha parecido escuchar que trabajáis en marketingy telefonía móvil. No creo que haya un sector más divertido hoy en día, ¿verdad?.”

+ “Pues sí, soy la Directora de Marketing de la empresa X. Es un sector duro pero muy dinámico… podrías decir que es divertido.”

– “Son las ocho de la mañana,  ¡demasiado pronto!, sólo te pido 2 minutos para mostrarte algo que tienes que conocer si te divierte el marketing. Mira, se resume muy bien con esta imagen del “social media funnel” en mi iPad.” (enciendo el iPad con la foto ya preparada antes del approach, obviamente)

+ “¿A ver esa imagen?.”

– “Mira, en la parte superior del embudo puedes ver las millones de conversaciones y contenidos que miles de clientes están comentando, compartiendo, tuiteando, liking y posteando a diario.

Esta revolución en social media está cambiando el marketing y la manera en la que construimos las marcas hoy y, sobre todo, en el futuro.

Mi empresa te ayuda a posicionar tu marca y a hacerla más relevante a través de marketing de contenidos y engagement en redes sociales. Te ayudamos a que tus propios clientes hagan el branding de tu marca de manera positiva, a diario.

Te va a interesar mucho conocerlo, es más, creo que te va a apasionar. Si me das tu e-mail te escribo para ver qué día te viene bien para conocerlo con tu equipo ¿te parece?.”

+ “Parece interesante, ya estamos haciendo muchas cosas en social media, pero este enfoque parece bueno. Toma nota de mi e-mail y lo vemos.”

Objetivo cumplido.

Un elevator pitch de 1 minuto no cierra ningún negocio, abre una oportunidad. Abre puertas, genera interés y te permite una presentación “formal” de 20 minutos en otro momento.

¿Tienes tu elevator pitch listo?